Ansel Adams y el Sistema Zonal : Escuela La Lumière
Cargando.
Espere unos segundos.

menú

BLOG

Ansel Adams y el Sistema Zonal

El sistema zonal de Ansel Adams se sigue utilizando hoy en la era digital y Enzo Rodriguez lo explica en parte en el curso Camera Raw – Edición Zonal

Muchos años atrás, alrededor de 1940, Ansel Adams había desarrollado un sistema para controlar y pre-visualizar los valores tonales de una imagen en función de los materiales sensibles.

Su propuesta consiste en que el fotógrafo pueda imaginarse la foto terminada antes de tomarla, a partir de mediciones fotométricas parciales de las diferentes partes de la realidad a fotografiar. Luego, de acuerdo al tipo de negativo y su revelado, el fotógrafo puede visualizar en qué valor de gris -o Zona- quedará registrada cada parte de la imagen.
El planteo fue revolucionario, porque hasta ese momento la exposición se hacía de una manera más o menos general. A partir de entonces, los fotógrafos empezaron a tomar en cuenta cada uno de los valores de brillo de la escena y a analizar cual sería su rendimiento final en la película.
Con el paso de los años se desarrollaron muchas derivaciones del Sistema Zonal -que originalmente fue concebido para trabajar en B&N-, de modo tal que los fotógrafos en color o los directores de fotografía de cine y video, empezaron a hablar de Zonas pese a no estar utilizando estrictamente el sistema de Adams.
Algunos especulan con la idea de que la formación de Adams como pianista lo condujeron a aplicar la idea de la notación musical, donde cada sonido tiene un lugar y una secuencia precisa, al campo de la fotografía.
Lo cierto es que desarrolló un amplio sistema que lleva a analizar la exposición en función de una escala y no de un punto fijo.
En el gráfico podemos apreciar cada una de las Zonas posibles en una imagen blanco y negro y su descripción, donde la Zona V es aquella sobre la cual basamos la exposición.

Ansel Adams y el Sistema Zonal

En términos de la textura y el detalle que podemos ver en la realidad, encontramos tres tipos de zonas: • Zonas que bien son blanco puro (Zona IX) o negro absoluto(Zonas 0 y I) y que carecen por completo de textura y detalle. Estas zonas se utilizan para visualizar y representar los puntos extremos en una fotografía. • Zonas que presentan una cantidad limitada de textura y detalle y que se utilizan para representar objetos muy oscuros o muy iluminados con ligera textura (Zonas II y VIII). • Zonas con textura y detalle total (Zonas III, IV, V, VI y VII). La escala de zonas según textura se ha representado tradicionalmente de la siguiente manera:

Zona 0 Negro Puro
Zona I Casi Negro
Zona II Negro con textura
Zona III Gris oscuro con textura
Zona IV Gris texturado
Zona V Gris medio (18% , Carta gris)
Zona VI Gris medio claro texturado
Zona VII Gris claro
Zona VIII Blanco texturado
Zona IX Blanco Puro

Midiendo Zonas

Las Zonas representan cantidades de luz que se duplican en cada paso hacia el IX y se dividen hacia el 0. En este sentido, las Zonas equivalen a los demás controles de la cámara. Una variación de una Zona en un sentido o en otro equivale a un punto de diafragma (f/stop) más (hacia el 0) o menos (hacia el IX), un paso en velocidad de obturación (+ hacia el 0 y – hacia el IX) o a la variación del número ISO (+ hacia el IX y menos hacia el 0). Para el propósito del Sistema de Zonas es todo lo mismo y podremos combinar estos conceptos técnicos de la cámara para “colocar” nuestro sujeto en la zona deseada como veremos a continuación.

El Sistema de Zonas en la exposición

Una superficie oscura bajo una iluminación intensa puede reflejar la misma cantidad de luz que una superficie clara bajo una luz débil. El ojo humano puede percibir la diferencia entre las dos pero un fotómetro las medirá como iguales. Por esta razón, los fotómetros están diseñados para situar el valor tonal medido en la Zona V. Como se comentó antes, cada zona es equivalente a un paso de apertura de diafragma o de velocidad de obturación así que, combinando estos dos factores, el Sistema de Zonas ofrece al fotógrafo una manera muy fiable de exponer correctamente una fotografía:

1. Previsualizar el área de la composición que quiere que sea una zona oscura con textura y detalle (típicamente, zona III) en la copia. La correcta exposición de la zona III es importante porque si este area queda por debajo de esta zona, el detalle y la textura se perderá con la subexposición.
2. Tras esto, medir cuidadosamente la zona previsualizada como III y anotar la exposición recomendada por el fotómetro.
3. Recordar que la exposición dada por el fotómetro se sitúa en la zona V en lugar de la zona III que buscamos. Para corregirlo, compensaremos la exposición en dos puntos sobre la recomendación del fotómetro.

El sistema zonal fue creado para la fotografia blanco y negro pero puede ser utilizado en la fotografia color. Uno tiene que “pasar” (mentalmente) los valores de los colores a el grado de gris que le corresponderia.

Fuente: Taringa