Cargando.
Espere unos segundos.

menú

BLOG

Cuando hacés lo que te gusta

“Yo estudié en la Spilimbergo y no la cambio por nada.”, fueron las primeras palabras que dijo cuando le preguntamos qué piensa de la Spili. Más allá de las diferentes propuestas que hay actualmente, afirma que la Educación Pública “te da la posibilidad de estar en contacto con gente de muchas realidades y contextos, te da un sentido autodidacta, de ser vos mismo”, a su vez que aprendés a rebuscártelas y a exigirte a vos mismo pero también a los profesores, a los compañeros, a la escuela en sí. Agrega que en la Spilimbergo se puede “proponer un desfile, proponer un evento, proponer una performance… la realidad es que te da la posibilidad de construir en conjunto.”

La incomoda hablar de los reconocimientos que tuvo, pero logramos que nos cuente que el trabajo final con el que defendió y recibió su tecnicatura, fue presentado en el marco de la convocatoria “Sello de Buen Diseño Argentino”. En ese evento ganó un premio que le abrió muchas puertas en el área de Indumentaria tanto en Buenos Aires como a nivel nacional, y la llevó a exponer sus prendas en un Museo de Buenos Aires. ¿Qué tal?

A vos, que estás ahí sin saber aún si estudiar o no Diseño de Indumentaria, Luli te dice que estudiar esta carrera “es estar dispuesto a aprender un montón de un universo, no es solamente que te guste la moda: el Diseño de Indumentaria es un medio más para expresarte. Es un medio de acción, es un medio de hacer social, de todo.”

En su caso, la pasión por esta disciplina comenzó cuando tenía 15 años y no le gustaba nada de lo que veía para ponerse. Entonces decidió estudiar moldería y hacerse su propia ropa. “Cuando hice mi primer molde me di cuenta de que era lo que quería hacer el resto de mi vida.”, dice con una sonrisa.

En esa época su mamá le regaló una tijera que conserva hasta el día de hoy y que espera la acompañe muchos años más. No la usa para cortar otra cosa que no sea tela, y esa regla no se rompe.

Le preguntamos si tiene referentes al momento de trabajar, y dijo que actualemente es Iris Van Herpen, una diseñadora experimental que utiliza materiales increíbles. Agrega que el trabajo de Herpen es “la búsqueda de la expresión del material y la morfología en las prendas. Es ya casi el límite entre el arte y el diseño.” Te recomendamos buscar su trabajo, es realmente asombroso.

Luli dirige un estudio textil que desarrolla ideas y proyectos de diferentes emprendedores y diseñadores, siempre basándose y promoviendo “la dignificación laboral, la conciencia social y la sustentabilidad. Eso significa que hagas lo que hagas lo hacés de una manera responsable, ya que la moda y la producción textil requiere muchos esfuerzos, tanto humanos como ambientales. Entonces ser consciente de eso significa ser respetuoso y responsable con la producción.”, explica.

En ese sentido, un desafío que tiene a futuro es tener la posibilidad de trabajar con un material no convencional, que sea sustentable y amigable con el medio ambiente, y poder desarrollar una prenda que se comercialice a nivel nacional o mundial.

Antes de irnos, le preguntamos qué prenda de ropa sería. Divertida, nos respondió que sería un tapado: “Me encanta el invierno, me encantan las prendas de invierno, y el tapado es algo que te cubre todo.”

Ella se encarga de dictar el contenido de Diseño de Indumentaria en nuestro curso de Apoyo a la Spilimbergo. Si querés más info, hacé click acá