ENTREVISTA A CAROLINA BRAVO : Escuela La Lumière
Cargando.
Espere unos segundos.

menú

BLOG

ENTREVISTA A CAROLINA BRAVO

Imaginar, materializar y volar.

Directora de Arte en un montón de películas y programas de tv, amante de la animación, pícara e inquieta. Conocé  en esta exclusiva entrevista, un poco más de su trayectoria y de su nuevo curso en La Lumiére Escuela.

Carolina Bravo es una joven cordobesa nacida en los 80´s y que en materia cinematográfica y más precisamente en la dirección de arte para cine, tv y teatro, es una “pequeña gigante” de la profesión. Licenciada en cine y tv en la Universidad Nacional de Córdoba y con más de 14 años ejerciendo lo que ella denomina como su oficio, se desempeñó en el rol de Directora de Arte, lo que la llevó a trabajar con varios de los directores de cine más emblemáticos de Córdoba.

Aquí y ahora Le Gazzete te la presenta.

¿Quién es el director/a de arte y que hace?

-El director/a de arte es el responsable de contar estéticamente, a través de imágenes y espacios, una historia. Colabora junto al director/a de fotografía en los conceptos narrativos y estéticos del guión. Es una persona a servicio de la historia, que se encarga de la escenografía, ambientación y utilería. Diseña los espacios y los materializa, es un trabajo muy creativo donde todo lo que el director imagina o uno propone se vuelve realidad en un mundo de ficción. Dentro de esta gran área de arte también está la caracterización de personajes con el vestuario, maquillaje, peinado y efectos especiales (fx).

¿y dónde puede trabajar?

-El director/a de arte puede trabajar en películas, ficcionales y documentales, series, cortometrajes, publicidad, videoclips, televisión, fotografía, teatro, escenografías, ambientación de espacios y eventos, realización de utilería, animaciones, stop motion, etc. Es un trabajo amplio que enmarca como posibilidad todas las tareas que requieran diseño y realización de una mirada estética en un trabajo audiovisual.

¿En qué momento comienza a trabajar el director/a de arte en un proyecto audiovisual?

-Desde el momento en que nace la historia con el guión que se quiere filmar. Es uno de los roles que trabaja muy de la mano con lo que el director quiere contar, por eso está desde el principio. En todas las etapas de pensar y diseñar como se verá visualmente ese film y a medida que avanza la historia  muchas veces avanza porque es una creación conjunta con las áreas técnicas estéticas que ayudarán a contarla.

…para hacer arte es necesario observar, crear, jugar, sentir, divertirse, imaginar…

 

¿Qué te motivó a dedicarte a la dirección de arte?

-Cuando estudiaba cine pensaba que quería hacer guiones porque siempre me gustó escribir y contar historias, pero en tercer año que es el momento de la práctica final el guión que escribimos con un amigo, estaba pensado desde el arte. Pensaba cómo quería que se viera la historia que queríamos contar, que ambientación tenía cada escena, como era la escenografía en los espacios que estábamos escribiendo, hasta qué utilería tenía cada personaje. Me anime a comenzar a hacer arte desde los trabajos de la facultad y desde allí decidí que era mi oficio, porque como es un trabajo técnico-realizativo fui aprendiendo también en la práctica, viendo a otros trabajar y aprendiendo de muchos roles y trabajos distintos.

¿Qué inquietudes debe tener alguien que quiera estudiar en el curso de dirección de arte que vas a dar en La Lumiére?

-Todas las inquietudes son bienvenidas, para hacer arte es necesario observar, crear, dibujar, leer, pintar, trabajar con las manos, diseñar, trabajar con colores, jugar, sentir, divertirse, imaginar…

¿Con cuál película recordás haberte fijado en la dirección de arte?

-Muuchas. Las primeras fueron las de Almodóvar. Una película de Greenaway que cambia de colores según las escenas (“El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante”) y las películas de Wes Anderson, que me encantaron todas. También el trabajo de Mercedes Alfonsín en películas argentinas como “El aura” y en la serie “Vientos de Agua”.

…que los directores sean diferentes, como cada película lo es, es lo que te hace crecer, no sólo en el rol sino en la mirada y en el amor por el cine.

Trabajaste con: Gabriela Trettel, Rosendo Ruiz entre otros ¿Cómo es la experiencia de trabajar con diferentes directores y cada uno con su propio estilo?

-Hermosa, la experiencia de trabajar con directores siempre te hace crecer, te dispara un desafío de querer acompañar creativamente esa historia y el por qué ese director quiere contar esa historia. Entonces que los directores sean diferentes, como cada película lo es, es lo que te hace crecer, no sólo en el rol sino en la mirada y en el amor por el cine. Con cada película que filmamos, amo más lo que hago y confirmo que quiero seguir creciendo y creando.

Carolina Bravo junto al Director Rosendo Ruiz en el rodaje de DECARAVANA y con Gabriela Trettel Directora del film SOLEADA.

   ¿Tenés pendiente algún género cinematográfico para trabajar?

   -Terror y ciencia ficción.

   Terminando la entrevista ¿Con cuales 3 directores famosos te        hubiese gustado trabajar?

   -Primero en el mundo entero: Wes Anderson. Almodóvar y me moriría x        trabajar con un groso clásico como Herzog.

Carolina Bravo no sólo se ha superado en trabajos relacionados al mundo del cine y la tv. Además es una docente abocada enteramente a la educación audiovisual, con objetivos claros; abrir las mentes a sus alumnos y que ellos hagan realidad sus sueños. En abril arranca el curso de Dirección de Arte para Cine y Tv que ella dicta en La Lumiére Escuela, si te gustaría saber más de este maravilloso curso podes hacer CLICK AQUÍ!

Nota: Gabi Pimenta

Fotos: Marcos Crapa