Cargando.
Espere unos segundos.

menú

BLOG

La captura de la esencia (o por qué estudiar fotografía)

La fotografía siempre ha sido un arte misterioso y fascinante. Muchos quieren incursionar en esa magia, y acá te contamos algunas cositas que deberías saber.

Algunas tribus aborígenes se negaban a ser fotografiados por los exploradores, cuando se encontraban, porque creían que aquellas máquinas robaban el alma. La verdad es que la idea es bonita y hasta tiene su lógica; porque al ver tu imagen en un papel, “fuera de tu cuerpo”, algo raro ocurre. Y mágico.

Porque, aunque estática y específica, una buena fotografía siempre nos lleva más allá de lo que vemos.Nos traslada, nos intriga, nos emociona, nos interpela.

cortazar-carolSi hablamos de alma, emoción e interpelaciones, es claro que Julio Cortázar se sintió intrigado por este arte mágico en alguna ocasión: “No sé si ustedes han oído hablar de su arte a un fotógrafo profesional; a mí siempre me ha sorprendido el que se exprese tal como podría hacerlo un cuentista en muchos aspectos. Fotógrafos de la calidad de un Cartier-Bresson o de un Brasai definen su arte como una aparente paradoja: la de recortar un fragmento de la realidad, fijándole determinados límites, pero de manera tal que ese recorte actúe como una explosión que abre de par en par una realidad mucho más amplia, como una visión dinámica que trasciende espiritualmente el campo abarcado por la cámara. Mientras en el cine, como en la novela, la captación de esa realidad más amplia y multiforme se logra mediante el desarrollo de elementos parciales, acumulativos, que no excluyen, por supuesto, una síntesis que dé el “clímax” de la obra, en una fotografía o en un cuento de gran calidad se procede inversamente, es decir que el fotógrafo o el cuentista se ven precisados a escoger y limitar una imagen o un acaecimiento que sean significativos, que no solamente valgan por sí mismos, sino que sean capaces de actuar en el espectador o en el lector como una especie de apertura, de fermento que proyecta la inteligencia y la sensibilidad hacia algo que va mucha más allá de la anécdota visual o literaria contenidas en la foto o en el cuento.”

Harold Davis considera que lo importante es la imagen en sí más que el modo en que ha sido creada. “Cuando miro una fotografía o fotografío, quiero ver, como bien dices, el alma del creador en esa imagen. Si no hay una parte de ese artista involucrada en la imagen, entonces no puedo sentirlo de forma satisfactoria. Deberíamos usar el arte para expresarnos, porque sin una revelación personal y sin vulnerabilidad, no hay nada.”
Además agrega algo muy interesante: afirma que muchas de las cámaras de smartphones han recorrido un largo camino en términos de megapíxeles, aunque por supuesto que aún no tienen la resolución de una cámara DSLR. “Dicho esto, los fotógrafos hacen fotografías, las cámaras no. La mejor cámara es la que llevas siempre contigo, y mi smartphone siempre me acompaña.” (Encontralo acá: http://www.digitalfieldguide.com/ )

Hoy hay un escenario gigante sobre el que puede volar quien se dedique a la fotografía: aprender a mejorar las técnicas fotográficas mediante y conocer nuevas e interesantes herramientas de edición, controlar a voluntad las luces y las sombras de una imagen, formarse en investigación, en comunicación tanto oral como escrita, en historia, en cultura general, en diseño gráfico, en publicidad, en marketing y en comercialización.

¿Por qué estudiar Fotografía?
-Porque creés que las imágenes pueden describir a la perfección una situación pero también una emoción.
-Porque te gusta fotografiar.
-Porque te gustaría trabajar en un medio de comunicación gráfico o digital o dedicarte a la fotografía artística.
Son sólo algunas de las respuestas a tu pregunta.
Lo importante es moverse, hacer y saber hacer.
Y para eso podemos ayudarte, aprendé con nosotros:

– Manejo de Cámara: INFO ACÁ

– Foto Inicial: INFO ACÁ

-Foto Avanzada: INFO ACÁ

– Taller de Iluminación: INFO ACÁ