Trance, sueños, viajes: cuando hacer cine es lo nuestro : Escuela La Lumière
Cargando.
Espere unos segundos.

menú

BLOG

Trance, sueños, viajes: cuando hacer cine es lo nuestro

En general, cuando decidimos qué estudiar y la respuesta es “quiero hacer cine”, nos llueven dudas, interrogantes y un poco de miedo.

Todo parece muy lejano, difícil y cómo caminar en tacos en un piso recién mojado. Si, todo a la vez.
Pero también es cierto que la fantasía, los sueños, las ganas y la pasión pueden más que cualquier miedo del mundo. Y hacer cine es todo eso.
Por esto, bienvenido al mundo de las maravillas.

John BOORMAN (Réalisateur britannique)   boorman.john@gmail.comJohn Boorman, director de (entre muchas más) Excalibur (Excalibur, 1981), El general (The General, 1999) y El sastre de Panamá (The Tailor of Panama, 2001 ), cuenta en una entrevista: “Cuando pasé cierto tiempo viviendo en el Amazonas con una tribu primitiva tratando de explicar en qué consistía el cine y cómo te permitía viajar de un lugar a otro, observar las cosas desde ángulos diferentes y atravesar tanto el espacio como el tiempo, recuerdo que el viejo chamán de la tribu dijo: «Oh, sí, yo también lo hago. Cuando entro en trance, viajo de esa manera». Así que creo que el poder del cine está vinculado a la manera que tiene de relacionarse con las experiencias de sueño de la gente; sobre todo, si es en blanco y negro, porque tendemos a soñar en blanco y negro. De modo que, cuando colocamos la cámara, lo que estamos haciendo es, nada más y nada menos, tratar de concretar un sueño.”

Tratar de concretar un sueño, de eso se trata. Un sueño interno y uno que verá el público.

Pero el sueño que verá el público tiene formas y formas de realizarse. Dice Claude Sautet, director de Un corazón en invierno (Un coeur en hiver, 1992), Nelly y el señor Arnaud (Nelly et Monsieur Arnaud, 1995), entre otras: “una película es un sueño, pero es un sueño constituido por realidad. Por lo tanto, es preciso mantener un cierto rigor en la libertad que te tomas. Puedes hacer muchas cosas con las películas, pero no puedes hacerlo todo.”claudesautet

La mayoría de los directores más renombrados del mundo, coinciden en que a hacer cine se aprende HACIENDO y que lo principal es tener algo para contar.
Nos enseñan que hay múltiples maneras de hacer una película. Cada uno puede abordar el cine de un modo personal. Todo lo que se necesita es un punto de vista, instinto y decisión. El talento también entra en juego, pero no necesariamente hasta el extremo que mucha gente cree. Por muy brillantes y elocuentes que se muestren Jean-Luc Godard y Martin Scorsese sobre cómo hacen películas, no se levantaron una mañana con un total conocimiento y éxito. Lo adquirieron después de años de experiencia ganada con el sudor de su frente.

Bernardo Bertolucci aconseja, y debería tomarse casi como ley: “en mi opinión, para aprender a hacer películas, no sólo tienes que hacer películas, sino ver tantas como puedas. Estas dos consideraciones tienen la misma importancia. Y tal vez sea esta la única razón por la que aconsejaría a alguien que acudiera a la escuela de cine hoy en día: es una oportunidad para descubrir todo tipo de películas que nunca tendrás ocasión de ver en las salas de cine.”

Tenemos muchísimo más para contarte sobre experiencias en el hacer del cine.
Hacer es una palabra que nos encanta. Y nos encanta hacer.
Hagamos que se cumplan nuestros sueños y filmemos para mostrarle al mundo*

*Podemos ayudarte, fijate los cursos que dictamos:


CINE 1: Un curso para poner en práctica las habilidades para imaginar, diseñar, guionar y filmar un cortometraje. MÁS INFO

CINE 2: Un curso para creer y saber que se puede. Y por supuesto, aprender a hacerlo. MÁS INFO

GUIÓN: Un curso para que los sueños de tu cabeza se transformen en letras. MÁS INFO