GREBNICOFF Y EL RETRATO: SUBJETIVIDAD COMPARTIDA : Escuela La Lumière
Cargando.
Espere unos segundos.

menú

BLOG

GREBNICOFF Y EL RETRATO: SUBJETIVIDAD COMPARTIDA


La Lumiére trae a Mariano Grebnicoff y su taller: “El retrato y la luz”,un espacio para entender el retrato en todas sus dimensiones y usos. Contexto histórico, disciplina, estilos, actores, luz y proceso de autor, como partes de una experiencia imperdible de aprendizaje e introspección artística.

Los retratos en fotografía siempre son un punto de increíble atención y constante tensión simbólica. Poder expresar en una captura todo un mundo de concepciones y vivencias, propias y ajenas, vuelve al fotógrafo un artista de una sensibilidad tangible, observable, disfrutable.mariano

¿Tal vez el retrato toque fibras tan intensas porque podemos, por un momento, ver quiénes podríamos haber sido en otro espacio y tiempo? ¿Será que nos interpela por lo que somos, pero también por lo que no, a causa un poco del azar y otro poco de elecciones?

“A menudo sucede que cuando creemos que estamos haciendo una experiencia sobre los demás, en realidad la estamos haciendo sobre nosotros mismos” nos dice Oscar Wilde en El Retrato de Dorian Gray.

Mariano Grebnicoff, nacido en Buenos Aires en 1976, se dedica a la fotografía desde el año 2001 realizó talleres y seminarios con Estudios Larraín, Alberto Goldenstein, Alejandra López, Abel Alexander, Juan Travnik y Augusto Zanela entre otros. Egresó como Realizador Fotográfico de la Escuela de Arte Fotográfico de Avellaneda y se desarrolla como docente en distintas escuelas e instituciones dedicadas a la enseñanza de la fotografía de la Ciudad de Córdoba entre ellas el Instituto de Formación Fotográfica.

Realiza fotografía de publicidad y moda,  publicando a nivel nacional e internacional.

Desde el 2011 coordina su taller de experimentación y expresión fotográfica Rancho Aparte y actualmente desarrolla una beca- taller de producción y seguimiento de obra para artistas visuales de la ciudad de Córdoba.

arte-y-a“Yo siempre apuesto a que el espectador sea el que completa la obra. El que termina de adjuntarle ese sentido,  imprimirle lo último , que es su subjetividad. Y que tiene que ver con su propia experiencia visual , histórica, artística y cotidiana. Y eso es lo que me interesa escuchar: cuál es su interpretación con su subjetividad y con las herramientas que tiene, no solamente lo que yo quise decir”,  afirma Mariano.  “Creo que en eso está la habilidad de que el espectador no sienta la obra acabada, sino que la termine y la finalice él con su connotación de la imagen”

Un juego constante, un rompecabezas vivencial que se arma en nuestras cabezas. Eso nos deja entrever Grebnicoff, la búsqueda de completarse en el otro, con el otro. Ilimitados significados, infinitas semiosis, incontables historias que se van moviendo en cada corporalidad y en cada capilar del sentimiento.

Oscar Wilde parece haber escuchado todo, y nos dice otra gran verdad que Mariano confirma en su explicación sobre el retrato: “Definir es limitar”

Nosotros dejamos puntos suspensivos.

 

Taller: “El retrato y la luz” por Mariano Grebnicoff-

Sábado 14 de Noviembre de 10hs a 18hs.
Sin costo de inscripción
Más info sobre el taller ACÁ